Combustible biodegradable

Pilas de azúcar

Un grupo de científicos ha diseñado una batería de combustible biodegradable que dura cuatro veces más que las pilas alcalinas. Un invento duradero, recargable y sin peligro ambiental.

Pilas de azúcar
Pilas de azúcar

Miercoles 22 de Enero de 2014

El invento resulta aún más 'dulce' dado que, una vez agotado el reactivo, la pila acaba llena de azúcar.

El combustible que aprovecha la innovadora tecnología es muy conocido como un agente de volumen y de textura, así como un encapsulador de sabores en fabricación de alimentos. Es la maltodextrina.

Los investigadores, de origen chino, pero residentes en EE.UU., destacaron la posición intermedia de esta sustancia en el proceso de conversión de almidón en azúcar, que se repite en la naturaleza vegetal continuamente. Científicamente hablando, es producto de la hidrólisis enzimática parcial del almidón.

La maltodextrina llega a la cocina en forma de polvo blanco soluble en agua. Así la tomó el laboratorio de Percival Zhang, que aprovechó la gran capacidad de solución de esta sustancia para generar electricidad. La reacción consume mucho aire y esto supone su diferencia esencial con lo que pasa dentro de una pila tradicional, cualquiera que sea el electrolito en su interior.

Además del impacto medioambiental mínimo, el colectivo investigador garantiza la vida larga de las nuevas baterías. "Debido a su alta densidad energética, dura dos veces más que las mejores baterías de ión-litio y cuatro veces más que las baterías alcalinas". "En un futuro podrían durar diez veces más que las mejores baterías de ión-litio".

Ni siquiera cuando agote la fuente de energía en su interior será necesario tirarla a la basura, sostiene el científico, sino añadir más maltodrextina. "Es igual que rellenar un cartucho de impresión con la tinta", afirma el investigador.

Ranking de Noticias